Publicado el Deja un comentario

¿Cómo usar flores de Bach?

¿Qué son las flores de Bach?

Las Flores de Bach son una serie de esencias naturales utilizadas para tratar diversas situaciones emocionales, como miedos, soledad, desesperación, estrés, depresión y obsesiones.

Edward Bach se licenció en Medicina y Cirugía con especialización en patología y bacteriología, posteriormente viró su carrera hacia la homeopatía. En la década de 1930 un total de treinta y ocho elixires, los que hoy se conocen como las 38 flores de bach.

Su teoría era que las enfermedades físicas tienen un origen emocional, y que si los conflictos emocionales subsisten por mucho tiempo, la enfermedad del cuerpo empieza a aparecer. Sin embargo, al restaurar el equilibrio emocional se resuelve la enfermedad física. Fue de esta forma que desarrolló la Terapia de las emociones.

Montañas de Auvernia, el paraíso donde se elaboran

Las flores de Biofloral son elaboradas en las montañas de Auvernia con mucho cuidado, siguiendo exactamente el método original del Dr. Bach, con una dilución de 1/240 con Coñac Bio.


Consejos de uso

  1. Elige uno o varios elixires florales según tu estado emocional. Estos ya vienen diluidos para el uso inmediato.
  2. Pon 3 a 4 gotas en un vaso de agua o directamente bajo la lengua, 4 veces al día. Antes de comidas, y en la noche antes de irse a la cama.
  3. Lo puedes usar puntualmente, durante varias semanas o durante varios meses para un tratamiento profundo.

En caso de crisis, aumenta las dosis hasta tomar una vez cada quince minutos.

Sigues estos enlaces para encontrar tus elixires

Tratamiento del miedo.

Tratamiento de la incertidumbre.

Tratamiento del desinterés o pensamientos negativos.

Tratamiento del sentimiento de soledad.

Tratamiento para superar la susceptibilidad a las opiniones ajenas.

Tratamiento contra la desesperación o angustia.

Tratamiento para aquellos que sufren por los demás.


¿Cómo se elaboran las tinturas madre?

Para elaborar las Flores de Bach, según su propio creador, existen dos métodos: la exposición solar o la decocción/hervor.

En el método solar, las plantas se deben recolectar durante la mañana con los pétalos florecidos. Posteriormente, se dejan flotar en un cuenco de agua de manantial expuesto a los rayos del sol entre 3 y 4 horas.

La luz transmitirá la vibración de las flores al agua y la dejará “energéticamente impregnadas“. Todo este preparado se filtra posteriormente y se almacena en un frasco de vidrio hasta la mitad; la otra mitad se rellena con coñac BIO como conservante.

En el método de la decocción o hervor se usan fragmentos leñosos y hojas, cociéndolos media hora en agua de manantial. Todo este preparado se filtra posteriormente y se almacena en un frasco de vidrio hasta la mitad; la otra mitad se rellena con coñac BIO como conservante.

Fuentes:

Biofloral

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *